Cavitación

La cavitación es una tecnología revolucionaria que gracias a ondas ultrasónicas de baja frecuencia, produce microscópicas burbujas que rompen las membranas de los adipocitos sin tocar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo y linfático.

Dichas microburbujas tienen un efecto de succión en el tejido conjuntivo, que es donde se encuentran la grasa, destruyendo la célula adiposa desde el interior. Es decir, las ondas generadas chocan contra las células adiposas destruyendo su membrana y liberando la grasa.

La cavitación es una de las mejores y más novedosas técnicas para eliminar la celulitis.

Eliminación de las células grasas

Hay un tipo de grasa acumulada que no conseguimos eliminar ni con dietas, ejercicio ni tratamientos de aplicación tópica. Para estos casos extremos existe una solución mucho menos agresiva que la cirugía y que se está implantando con gran éxito. La cavitación es un método que remodela nuestro cuerpo eficazmente y con resultados visibles casi desde la primera sesión.
El tiempo de cada sesión de cavitación variará según la zona a tratar (glúteos, piernas, abdomen). A continuación se aplican otras técnicas de drenaje (LPG y/o presoterapia) para facilitar la eliminación de las células grasas. Así, se evitará que se reabsorba de nuevo.

Ventajas de la Cavitación

Una de las grandes ventajas de la Cavitación es que permite atacar justo donde lo necesitamos por lo que los resultados siempre serán más precisos.

Otra gran ventaja de la Cavitación es que mejora visiblemente la circulación, elimina toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos.