PILARES DE LA ALCALINIDAD

***HIDRATACIÓN***
Una correcta hidratación es imprescindible para el buen funcionamiento del organismo. Cuando bebemos agua alcalina contrarrestamos la acidez del organismo, previniendo el desarrollo de enfermedades físicas y emocionales, mejorando el estado de salud y retrasando el envejecimiento.

***NUTRICIÓN***
La clave del valor nutricional de los alimentos verdes reside en que son ricos en clorofila. La molécula de la clorofila y la molécula hemo, el centro de la hemoglobina, son esencialmente idénticas en su estrucutura. La diferencia está en que el centro de la molécula Hemo es de hierro y el centro de la molécula de la clorofila es magnesio. Ésta estructura prácticamente idéntica es la que hace que los alimentos verdes sean precursores de la generación de la sangre. Y una sangre saludable significa un cuerpo sano.

***REMINERALIZACIÓN***
Cuando el estilo de vida y la dieta crean más adificación de la que el organismo puede neutralizar, el cuerpo recurre a nuestras reservas alcalinas (calcio, sodio, potasio y magnesio), por lo que es importante reponerlas. Si existe una carencia de reservas minerales, al cuerpo le resulta imposible funcionar con normalidad.

***DESINTOXICACIÓN***
Cuando el organismo detecta la presencia de ácidos, genera una placa mucosa en el intestino grueso a modo de protección. Sin embargo, seguir un estilo de vida y una dieta acidificante acaba convirtiendo esta mucosa en una substancia tóxica y perjudicial para el cuerpo. Cuando mejoramos nuestros hábitos alimenticios y seguimos una dieta más alcalina, la placa mucosa se va eliminando.